RSS
Facebook
Twitter

19/10/09

Leonora Carrigton


" No creo que uno pinte para alguien; pintar debe ser semejante a hacer zapatos. Una necesidad de conectar con las partes invisibles, los lugares invisibles de la psique humana, y nos vienen las imágenes, y hay una especie de impulso de comunicarlas... Pero no pretendo explicar esto, no sé explicarlo. Que cada quien lo explique a su manera, incluyendo a los críticos de arte, en los que no creo. A cada quien le sale lo que le sale.¿El mundo que pinto? No sé si loinvento, yo creo que más bien es ese mundo el que me inventó a mí".


"Leonora Carrington, nació en Clayton Green, Lancashire, Inglaterra. Estudió dibujo en la academia de Amédée Ozenfant en 1917. En 1937 conoció al pintor Max Ernst, viajó con él a París y entró en contacto con los surrealistas Inicia su carrera artística al integrarse al movimiento surrealista francés en 1936, al lado de Éluard, Miró, Breton y Man Ray. En 1939, se marchó primero a España y luego a Portugal, donde conoció al escritor mexicano Renato Leduc, con quien se casó en 1941 . Viajó a Nueva York. En 1942 huyendo de la guerra. Llegaron a México y se divorciaron al año siguiente. A su llegada a México, se suma a los surrealistas europeos asentados allí desde el inicio de la guerra mundial: Remedios Varo, Benjamín Péret, Wolfgang Paalen, Alice Rahon, Luis Buñel, Kati y José Horna, y se integra al ámbito cultural artístico mexicano. Mantiene amistad muy cercana con Remedios Varo y su esposo, el poeta Benjamín Péret.. En 1946 se casa con el fotógrafo periodista húngaro Imre (Chiki) Weisz. Tienen dos hijos: Gabriel, quien nace ese mismo año, y Pablo, nacido en 1947. En 1985 Abandona México después del terremoto, y se establece en Nueva York. En 1988 Se muda a Chicago. Actualmente Leonora Carrington vive y trabaja en la Ciudad de México DF. Excepto breves estancias en Nueva York y Chicago, ha vivido más de 50 años en México.



Una de las constantes temáticas de su pintura es su pasión por la mitología celta, por los relatos de su madre y su aya, sobre los mitos y leyendas de Irlanda. Sus creencias de que los dioses, demonios, duendes, ancianos sabios, brujos, espíritus y animales son expresiones de los aspectos primordiales del ser humano, representaciones del inconsciente; han sido la base del simbolismo de su pintura. Como todos los surrealistas se interesó por el psicoanálisis . Fundamentalmente C.G.Jung .Con el mismo interés se adentró en las simbologías del Gótico y del Renacimiento, el gnosticismo egipcio, la alquimia, La Cábala, El libro de los muertos, el Tarot, el I Ching , fué discípula de Gurdjieff, etc , aspectos que influirán en toda su obra.

En la producción de los años cuarenta, aparecen imágenes de grandes dimensiones, y al mismo tiempo trabajó insistentemente en paralelos a las ilustraciones de Alicia en el país de las maravillas.


También surgen temas relacionados con la maternidad. Carrington estuvo influida por pintores como el Bosco y otros autores del renacimiento.

En los años sesenta, en las imágenes de las pinturas y cuentos de Carrington, aparece la influencia cada vez mayor de Carl Gustav Jung, y el budismo. La influencia de Jung se evidencia en el cuadro The Magus Zoroaster Meeting his Own Image in the Garden (1960), entre otros.



Los mundos imaginados son elementos vitales en la pintura de Carrington, pero también éstas imágenes se combinan con elementos de la vida cotidiana. La mayoría de los personajes de Carrington son mujeres y suelen estar acompañados de animales, ya que la pintora consideraba, siguiendo antiguas creencias, que cada ser humano tiene un animal específico que le representa .

Estuvo muy interesada en los dibujos de animales de textos de alquimistas

Carrington ha influido enormemente en el desarrollo de la pintura mexicana. Participó en diferentes actos artísticos oficiales. Le fue otorgada la realización del mural en el Museo Nacional de Antropología. Para su realización, la artista tomó como base las leyendas del Popol Vuh , de los indios mayas de Chiapas."



Siendo ahora anciana, rememora la similitud de su obra con la de Remedios Varo. En una reciente entrevista declaró: "Es muy distinto lo que hizo Remedios de lo que hago yo y que nos confundan no es agradable, aunque tuvimos mucha afinidad en las ideas y nos interesamos en el mismo tipo de cosas. Remedios despreció mucho su propio trabajo, era una persona exageradamente modesta. Ella despreciaba lo que hacía, no le importaba".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About