RSS
Facebook
Twitter

24/1/10

Julio Zaldumbide Gangotena

En Julio Zaldumbide logró el punto más alto una fusión del espíritu romántico con las formas neoclásicas.




Heme ya libre del tropel humano,

y contigo, ¡oh Natura, a solas heme,

y con tus montes y extendido llano!

Heme lejos, en fin, del aire impuro

que respiran las míseras ciudades,

sin oír el de dolor vago lamento

que en su recinto oscuro

se escucha sin cesar: ¡Héme aspirando

bajo tu abierto cielo inmensurable,

con placer inefable,

el aire libre, embalsamado y puro;

y en vez de humanas voces, escuchando

el apacible acento,

la melodiosa voz del vago viento!


Nació en Quito el 5 de julio de 1833. “Era un joven de buenas maneras, de exquisito gusto, pero dado a la soledad y a la melancolía”. El 6 de Marzo de 1.845– se presentó aún adolescente a la velada artístico- literaria de la “Sociedad de Ilustración” y subiendo al escenario declamó su “Canto a la Música”, causando magnífica impresión. Miguel Riofrío, “el poeta lojano que ejercitaba su justa autoridad ante los jóvenes estudiosos y que presidía la fiesta”, lo coronó. Zaldumbide tenía dieciocho años y de allí en adelante figuró activamente en el mundo de las letras.

Traductor, poeta, ensayista y suscitador de cultura. A su hogar, abundante de libros, acudían los jóvenes que aspiraban a tomar sitio en la historia de las letras ecuatorianas, entre los que figuraron Juan Montalvo y Juan León Mera. Los dos, entre sí divergentes en muchos aspectos, pudieron no obstante conciliar ideas y maneras de sentir con Zaldumbide, espíritu de veras ecléctico...

Aparte de la devoción estética Montalvo y Zaldumbide, poseían en común el credo del liberalismo y el aborrecimiento a la dictadura de García Moreno. La alianza de Mera y Zaldumbide fue, en cambio, de puro carácter literario. Los dos sentían la misma necesidad de recomendar el marco de lo nacional buenos románticos como el más apropiado para el ejercicio de las letras...

“Sus últimos años fueron sombríos y agobiados. Vivía tuberculoso y colmado de dolores”. Murió el 31 de julio de 1.887, a los 54 años de edad.


http://www.edufuturo.com/educacion.php?c=3109

http://www.diccionariobiograficoecuador.com/tomos/tomo4/z1.htm

Rodríguez Castelo, Hernán, “Literatura Ecuatoriana 1830 – 1980”

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About