RSS
Facebook
Twitter

27 de febrero de 2010

Arturo Borja Pérez

(Quito, 1892-1912)


“Un juego deleitoso de imágenes y musicalidad”

Arturo Borja
Inicios del siglo XX


“... despidieron a Arturo Borja cantando elegías y cubrieron su sepulcro con rosas y poemas”.

Así se describe el entierro del autor de “La flauta de ónix”, el más musical de los modernistas y también el que de todos ellos murió más joven. Borja tenía veinte años cuando murió a causa de una sobredosis de morfina. Dejando desolado a su gran amigo Ernesto Noboa y Caamaño, a su joven esposa con el dolor de haberlo visto morir.

En París a donde viajó por motivos de salud, aprovechó para tomar un curso de literatura, leyó y tuvo contacto con Mallarmé, Baudelaire y Rimbaud, aunque su poeta preferido era Verlaine.

“Su vida, breve y precoz, se había hundido en profundo pesimismo, nostalgia y tristeza, ya que anhelaba el ambiente intelectual de una Francia a la que, bien sabía, no le sería dado volver.

Es recordado en Ecuador como "el primer poeta que agitó en los albores del siglo XX la bandera de un nuevo estilo de hacer poesía”. Líder indiscutible del movimiento modernista en Quito. 



0 comentarios:

Publicar un comentario