RSS
Facebook
Twitter

15/6/10

2 CINTAS: LA PRIMERA, DE AMOR. LA OTRA, DE GUERRA

Sergio Román Armendáriz / UNO DEL CLUB 7 




 

IDEA PARA UNA PELÍCULA DE GUERRA 

Tu verano y tus señales sembraste en mi país de asombro 
de tal modo 
que apenas pudo ser tu mano en mis manos 
una tristeza derramada 
una fragancia interrumpida 
una caricia rota por el discurso de la metralleta. 
Nicaragua era un sol contra el tirano 
y en ese resplandor ella se consumió entre sueños y escombros 
y él se quedó vacío en la frontera. 
1982 



IDEA PARA UNA PELÍCULA DE AMOR 

Un día en el Caribe se encontraron mi nostalgia y tu sonrisa 
y en una noche ecuatorial nos unimos sin decirnos nada 
hasta que el exilio y la incoherencia clavaron entre nosotros distancias y soles 
y nuestras manos se buscan en las palabras y en los silencios 
en los trenes subterráneos que nunca se detienen   
en la nocturna explosión de las rosas amarillas 
y en esas habitaciones impersonales y asépticas de los hoteles del mundo en donde 
una noche 
moriré 
pensándote...
1984 



Román Armendáriz, Sergio. “La Rosa de Papel”, Colección de Poesía Ecuatoriana, 24. Guayaquil, Casa de la Cultura, 1990, (págs. 20-21). 

Durante los cinco años que, en función de becario, transcurrió en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, 1975-1979), SR buscó, impulsado por la rebeldía natural de su generación, una alternativa para huir de la “Poética” de Aristóteles. Experimentó. Le hubiese gustado lograrlo con el guión de “Nuestro Juramento”, largometraje (1980) dedicado a Julio Jaramillo (1935-1978) y sus canciones, las cuales tanto le recordaban su Guayaquil de las rocolas. (Además, fue coetáneo del cantante y frecuentador de los ambientes de su éxito inicial).  

Para presentar visualmente el contexto de JJ, incorporó la profundidad de campo engalanándola con los distintos grafitos de la época. El director sólo atendió el texto, o sea, la historia en sí. Fracasó.  

En poesía pretendió inaugurar un paso previo a la formulación de la premisa dramática o conceptual dentro del protocolo de su elaboración. El resultado fue el doble espejo que acaba de presentar, uno dedicado a la guerra, y el otro, al amor. ¿También fracasó? Puede ser. Sin embargo, cree rescatable la opción de tratar de aclimatar recursos de la pantalla en el fluir de la literatura. (Las elipsis, los cambios de dirección o de fortuna de la frase, los encabalgamientos, al igual que ciertos resortes de la publicidad, etc., contribuirán a afinar la forma. Por supuesto, la ideología y su rima con el estilo, son responsabilidad del quien capture al ángel.) 

CR, 2010 (Notas redactadas especialmente para “Efecto Alquimia”).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About