RSS
Facebook
Twitter

11/6/10

Saudade en voz baja

Sergio Román Armendáriz / UNO DEL CLUB 7 
                                               


  (al oído de…)


Aún amo las cosas que juntos aprendimos:
el rodar del río y el vuelo del verano
nuestros nombres de nuez y ese ritmo
que nos contagia el crepúsculo de lilas 
cuando íbamos a pie sobre los sueños
en medio del desorden
de nuestras primeras lecturas académicas
(en contraste con la disposición estricta
de los adoquines en la Rotonda de los Libertadores).
Aún amo yo esas cosas.
No sé si tú olvidaste.




(1970) 
Al retornar, el actante recorre solo antiguas aceras urbanas que alguna vez lo hizo acompañado enfocando (esta vez, para darle forma a su divagación pero de manera inversa) ese arrabal que lloran aquellas “Madresalselvas en flor” compuestas por Luis César Amadori y Francisco Canaro en 1931.  

Aunque en otro texto  (“Guayaquil en una fotografía incompleta cuyos fulgores en desorden se van desvaneciendo en el amarillor de la memoria frágil, etc., etc., etc.), Sergio tamborilea acerca de “… y un tal Pérez Prado, mambísimo académico del ritmo / y la Magaly bailando a más no poder “Patricia” en el todavía “American Park”, él perteneció a la última hornada milonguera del puerto.  

Prefirió el tango de los seres mortales al mambo que platica con los dioses. (CR, 2010)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About