RSS
Facebook
Twitter

17/1/11

José María Arguedas Altamirano

“Del movimiento de los ríos y las piedras, 
de la danza de árboles y montañas, 
de su movimiento, 
bebemos sangre poderosa, 
cada vez más fuerte” 


José María Arguedas Altamirano

“Pretendía un muestrario cabalgata, atizado de realidades y símbolos, el que miro por los ojos de los Zorros desde la cumbre de Cruz de Hueso adonde ningún humano ha llegado ni yo tampoco.”





José María Arguedas.
El zorro de arriba y el zorro de abajo 





100 años del nacimiento de José María Arguedas

Escritor y antropólogo peruano "Desde sus escritos, buscó incorporar en la conciencia de sus lectores el valor de la cultura, en especial de la cultura andina, vista como una forma arcaizante e inescrutable por la mayoría de su generación".


Nació el 18 de enero de 1911 en la sierra sur del Perú, (Andahuaylas). A los tres años queda huérfano de madre, motivo por el cual es criado por los indígenas. "El detonante de su obra: conocimiento profundo de la cultura quechua". 


"Los indios vieron en mí como si fuera uno de ellos, con la diferencia de que por ser blanco acaso necesitaba más consuelo que ellos.” (Arguedas, 1965).


Sus estudios los realizó en Abancay, Ica y Lima. En 1928 publica en la revista "Antorcha" de Huancayo. En 1931 ingresa a la Universidad de San Marcos y culmina sus estudios de literatura en 1937. Estudió profundamente los mitos, tradiciones, folklore y música de su tierra, la cultura quechua lo apasionaba enormemente. En 1953 comenzó a publicar la revista Folklore Americano (órgano del Comité Interamericano de Folklore. También editó las revistas "Cultura y Pueblo" e "Historia y Cultura".


Su producción literaria es extensa, publica obras de ficción, poesías, trabajos, ensayos y artículos sobre el idioma quechua, la mitología prehispánica, el folclore y la educación popular, entre otros aspectos de la cultura peruana.  


"Arguedas vivió un conflicto profundo entre su amor a la cultura indígena, que deseaba se mantuviera en un estado "puro", y su deseo de redimir al indio de sus condiciones económicas y sociales. Se puede decir que la añoranza a las formas tradicionales de la vida andina hizo que postulara un estatismo social, en abierta contradicción con su adhesión al socialismo".


Inkarri


El Inka Rey Volverá

Juan Carlos Silva. Dibujante peruano. Inkarri.


Arguedas investiga varios mitos de la cultura quechua del Perú, uno de ellos esperanzador para el pueblo, el llamado mito del Inkarri que en la versión recogida por Arguedas tras un profundo estudio cuenta:

“Al principio todo era oscuridad y tinieblas en el universo. Entonces apareció Inkarri; y tenía potencia para desear y hacer. Amarró al tiempo, al viento creó el Cusco y pobló el mundo creando al hombre, animales, plantas, ríos, y mares y floreció el gran imperio de los incas. Los hombres, mujeres y niños del imperio vivían llenos de prosperidad, pero el inca, el de los españoles llamado Pizarro y que dices que era pastor de cerdos allá en su tierra se propuso matar a Inkarri, tendiéndole una trampa le cortaron la cabeza y la ocultaron; dicen que en el Cusco, pero también dicen que en lima. Su cuerpo con piedras lo golpearon y por todos los sitios echaron sus pedazos. Pero Inkarri no ha muerto, está vivo y se está reconstruyendo, unos dicen que sus partes se están juntando... otros dicen que está creciendo hacia adentro, hacia los pies. Cuando esté completo su cuerpo... entonces ¡Inkarri! Volverá. El orden que impusieron los conquistadores se está transformando. Otra vez mi pueblo empieza a cantar, bailar, pintar como antes y como antes mi pueblo volverá a ser feliz.”

José María Arguedas.









Warma kuyay (1933), Agua (1935), Yawar fiesta (1941), Diamantes y pedernales (1954), Los ríos profundos (1958), El Sexto (1961), Todas las sangres (1964), Amor mundo y todos los cuentos (1967), El zorro de arriba y el zorro de abajo (póstuma, 1971); son obras que muestran la esencia del autor, la comunicación profunda con su sentir y las creencias de un hombre dual, dividido desde la infancia en dos. Mestizo (blanco) e indio de corazón.




“tengo dudas y entusiasmo”






Los conflictos internos lo enferman, lo martirizan, lo mantienen por períodos bloqueado, sin poder escribir nada (la mayor tortura del escritor). Intentos de suicidio y finalmente el disparo en la sien.


“no soporto vivir sin pelear, sin hacer algo para dar a los otros lo que uno aprendió a hacer y hacer algo para debilitar a los perversos egoístas que han convertido a millones de cristianos en condicionados bueyes de trabajo”.



1 comentario:

  1. El dibujo que muestran no es de J.C. Silva, sino de Jorge Ramos.

    ResponderEliminar

  • Blogroll

  • About