RSS
Facebook
Twitter

15/2/11

La muerte a cada rato *


a: Marco Muñoz, poeta militante,
y, en él,
a todos los camaradas tzántzicos.



La muerte a cada rato
jugándote a los dados:
la bayoneta suma los poros de tu espalda
tu canana cariada al igual que una muela
tu rostro en la trampa del pantano.

La muerte a cada rato
jugándote a los dados:
la geografía enloquecida te contagia
sogas crueles te clavan igual que puñales
tu cuerpo lo alumbra un latigazo.

La muerte a cada rato
jugándote a los dados:
hasta que despiertas al final de tu ráfaga
y te asaltan dos gotas que te quedan de llanto.


Sergio Román Armendáriz / www.sergioroman.com

Quito, Clínica Santa Cecilia, mayo, 1962

Publicado en la revista ‘Pucuna’, núm. 1, pág. 13. Quito, octubre, 1962. / Reproducido en la edición facsimilar de ‘Pucuna’ (1962-1968). Quito, Consejo Nacional de Cultura, núms. 1-19 e índices.

* Este poema abre el libro homónimo que resume, en verso, la experiencia del autor en los sucesos del Toachi que promovió la Unión Revolucionaria de la Juventud Ecuatoriana (URJE) en abril de 1962, en la entonces selva de Santo Domingo de los Colorados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About