RSS
Facebook
Twitter

9/8/12

Capsicum


Chili, uchu, ají



By Alquimia

Hoy di a las aves semillas de ají,
Ellas, mensajeras
Las llevarán por toda la Amáraka
Perpetuando el Sagrado Arbusto en cada vuelo
igual que  hace miles de años…

No sé qué tiene, debe ser que son costumbres heredadas pero en la casa de la abuela siempre había plantas de ají. Era hermoso verlas porque estaban justo en el jardín, junto con las rosas, magnolias, claveles, etc. El abuelo comía los ajíes con un poco de sal cuando aún estaban verdes, nosotros en cambio aprendimos a esperar que se pusieran colorados y a prepararlos en la piedra de moler, con nada más que sal en grano y cebolla.

Ajíes by Ángeles

Desde hace mucho descubrí que el ají tiene un efecto mágico y medicinal, esta es una de las plantas que no puede faltar en mis brebajes, fórmulas, conjuros y comidas.
Se lo puede comer solo, en sopas, sazonados, guisados; con chocolate, en postres, preparado como mermelada, o simplemente como salsa picante… siempre será delicioso.
El ají posee varias propiedades alimenticias y medicinales, contiene vitamina A, B C, fibra, hierro, potasio, magnesio, etc... también se cree que es un afrodisíaco.
“Valga señalar en este punto que el vocablo ‘ají’ es de origen Caribe y proviene del lenguaje taino. Cuando los españoles llegaron a México se encontraron extensos sembríos de ají, que en lengua Nahuatl se llamaba ‘chili’. Nuestro nativo ‘uchu’ desapareció del lenguaje diario durante la Colonia, aunque quedó perennizado en un plato típicamente mestizo como el anticucho y en la uchucuta  que es como en Ayacucho denominan a la salsa de ají.”

Salsa de ají by Ángeles
Usos medicinales
Se le atribuye efectos estimulantes sobre el sistema digestivo, es eficiente para tratar picaduras de insectos, curar el “mal de altura” y aliviar el estreñimiento. Comido con moderación incita el deseo sexual, elimina las vinagreras y calma el dolor de muelas. Usado como cataplasma detiene el asma, la toz persistente y el catarro; molido es bueno para curar anginas; tostado detiene los mareos; y en polvo elimina los piojos. El listado expiatorio continúa: es diurético, funciona como abortivo, retarda la vejez, detiene la calvicie y sirve como anestésico local, entre otras virtudes.

Este arbusto hermafrodita originario de América del Sur, sabe como propagarse por el mundo ya sea a través de las aves o de los grandes navegantes que lo comerciaron. También sabe protegerse de los mamíferos ya que el picante los mantiene alejados aún así no pudo ahuyentar al ser humano quien a pesar de su sabor mantiene un romance con la planta, la cultiva y consume desde tiempos milenarios.
Quizás esa sea la herencia aún más antigua, la de mi gente, mis ancestros de los territorios de América la que hace que adore el ají y su rojo picante sabor.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About