RSS
Facebook
Twitter

14/8/12

Los placeres del escritor

By Alquimia

La literatura es una extraña máquina que traga, que absorbe todos los placeres, todos los acontecimientos de la vida. Los escritores son vampiros.
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

Escribir e investigar

¿Y cuáles son esos placeres?

Un gran placer para el dramaturgo y autor de relatos ruso. Antón Chéjov (1860-1904) consistía en enterrar a algunas personas. No sabemos si en realidad las enterraba o se trataría de algún recurso literario, si fuese así, concuerdo plenamente con él, enterrar a un personaje en una narración, planificar su muerte es realmente un placer, mío y a veces de mis protagonistas.

Disfrutar de todos los placeres es insensato; evitarlos, insensible.
Plutarco (50-125) Escritor griego.

Pero para hablar de placeres es necesaria la presencia de el Marqués sin duda, él nos diría “Vuestro cuerpo es vuestro y sólo vuestro; sois la única persona en el mundo con derecho a obtener placer de él y a permitir que alguien obtenga placer del mismo. Aprovechad los mejores años de vuestra vida; esos felices años de vuestros placeres…”

Sade es quien nos guía, si acaso existen seres más privilegiados que los artistas, que los escritores, los más llamados a gozar del placer ya que “La imaginación es el aguijón del placer… todo lo dirige y es motivo de todo. ¿Acaso no es de aquí de donde proviene el placer? ¿Acaso no es de aquí de donde surgen los placeres más vivos? … ¿No me habeis dicho que las sensaciones morales más deleitosas se originan en la imaginación? Pues bien, si damos rienda suelta a la imaginación, si le permitiera cruzar estas últimas fronteras que la religión, la decencia, el humanitarismo, la virtud, en una palabra, todos los llamados deberes han puesto en su camino, ¿no llegarían acaso sus divagaciones hasta el prodigio? ¿No nos irritaría aun más su misma intensidad? En tal caso, cuanto más deseemos ser conmovidos, sentir violentamente, tanta más libertad damos a nuestra imaginación para que recorra las rutas más peculiares…”


Adoro los placeres sencillos; son el último refugio de los hombres complicados. 
Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.


Ciertamente Wilde disfrutaba de placeres sencillos, uno de los mayores era según sus palabras, mantener largas conversaciones consigo mismo de las cuales a veces no entendía ni una sola palabra... pero sabemos que Oscar Wilde no sólo disfrutaba de ello, a pesar de lo que dijera era un Dandy, y eso le obligaba a disfrutar de buena comida, vestuario, bebida...



Aquí mi lista de placeres sencillos


Leer un libro, 
si es de poesía maldita mejor...



Festejar, celebrar... 
siempre existe un motivo.



Caminar bajo la lluvia,
cuando sientes el agua del cielo sobre tu cuerpo te purificas.



Publicar tu primer libro...
El temor y la satisfacción van juntos.


Disfrutar de un buen café.
Nunca importa la hora lo importante es el café y la compañía.


Tomar unas copas, de cerveza, tequila o vino 
junto a  las amigas y amigos,
cuando leo
o después de una comida.


Y tantos otros placeres más...





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About