RSS
Facebook
Twitter

31/12/12

Un ritual ...

"En todos los ritos, la sencillez es la mayor extravagancia"
Confucio (551 a.C. - 478 a.C.), filósofo chino



Un ritual está ligado implícitamente con una función sagrada, para los seres humanos, los ritos tienen que ver con una tradición, con sus creencias o con aquella práctica en la que ponemos nuestra fé con el fin de obtener un beneficio.

Ya que nos hemos acostumbrado a medir el tiempo y a dejar que su paso marque nuestra vida en niñez, juventud o vejez, hoy 31 de diciembre del 2012, es la noche vieja que da paso al joven 2013.

El año nuevo, en el calendario gregoriano, es una fecha en la que si no todos, la mayoría tiene un rito...  las uvas, las maletas, la ropa íntima roja o amarilla según el deseo, etc., el mío lo comparto, pero no sólo mi ritual sino su historia.

Me declaro creyente, pero no de las religiones, ni los dioses de los hombres y las reglas que nos imponen; no soy atea, porque creo, creo en la Naturaleza, en la Tierra (nuestra madre) y en las energías que de ella emanan. Soy de aquellas que saben que para ver primero hay que creer.

Hace algún tiempo impuse una regla en mi vida, nada ni nadie va a influir con sus actitudes en mi estado de ánimo, así lo que los demás hagan, digan o piensen de mi, será asunto de ellos, también si la naturaleza a veces se torna en mi contra sabré encontrar las oportunidades ocultas y bailar bajo la lluvia. Es así que los días son una fiesta... y de ellos en especial celebro el último y el primer día del año (gregoriano), y también la fecha de mi nacimiento. Para estos días especiales tengo un ritual, mi baño mágico.

El poder de las palabras y las energías son las que me auguran un año bueno, creer que uno es capaz de crear su propia magia, ir en busca de lo que quiere y mantenerse siempre alegre, pensando positivo, si bien no es la Panacea Universal, en parte son algunos de sus ingredientes, a ellos en mi baño del 31 los complemento con una infusión de flores, hierbas y especias entre las que están las rosas, canela, miel, menta... todo depende de lo que cada uno quiera para su vida, las plantas que la Naturaleza nos brinda tienen su magia y a ello, al final de mi baño le agrego Champagne, ya que me augura que tendré motivos para celebrar, triunfos, amor, salud... el celebrar desde el inicio hasta el final y dar las gracias por todo lo que tenemos nos llena de buenas energías y esa es la puerta de entrada para la felicidad.

Felices días de festejos, salud, amor y alegría...
¡ Salud !




26/12/12

Eugenio Espejo ... el duende de Quito

By Alquimia

La ciudad no consiste en las casas, los pórticos, ni las plazas públicas: 
los hombres son los que la forman.

Eugenio Espejo


Eugenio Espejo

La vida de este personaje está envuelta en el misterio, desde su mismo origen ha sido causa de debates, investigaciones y polémicas... Su vida pública y la privada, aquellos secretos que guardó, las acusaciones que se le hicieron y su gran genio. Una familia y un hombre sin duda dignos de ser parte de la historia de una ciudad mágica como Quito.

La fecha exacta de su nacimiento no se conoce, pero la de su Bautismo consta sorprendentemente, en el libro de los Españoles blancos el 21 de febrero de 1747. Primer dato que llama la atención ya que por más influencias que hubiese tenido su padre, en una sociedad marcada por un sistema de castas. Sea cual fuere el verdadero origen de Eugenio de Santa Cruz y Espejo, sus padres le procuraron la mejor educación en los colegios exclusivos. 

Espejo “Estudió todo lo que pudo, cursó las cuatro carreras universitarias que se ofrecían en su tiempo;  leyó con una pasión desbordada libros  en cuatro o cinco idiomas y observó con ojo despierto las enfermedades físicas, morales y sociales de sus compatriotas” 

Dr. Freile-Granizo

Eugenio Espejo y sus escritos

Científico, médico, escritor, abogado, periodista, pensador y patriota... Tuvo a su cargo los 40.000 volúmenes de la Biblioteca de los jesuitas cuando estos fueron expulsados de la Audiencia, es por eso que hoy parte de esos fondos que él mismo leyó y custodió forman parte de la Biblioteca que lleva su nombre.

Conocido como el Duende de Quito, Eugenio Espejo fue fiel reflejo de la época en la que vivió, fue un hombre de la Ilustración, amante de la lectura, de las investigaciones, la Ciencia y la Medicina; de la Política y aún más apasionado por su patria. 

Se cuenta que fue el primer grafitero de la Real Audiencia de Quito, que una noche amparado por la oscuridad colocó frases y panfletos en las calles, las mismas incitaban al pueblo a levantarse en contra de los opresores. 

"Al amparo de la cruz, sed libres, conseguid la gloria y la felicidad".


Banderitas colocadas en la ciudad de Quito atribuidas a Espejo.


"La lástima fue que ignorábamos verdaderamente el alma de la poesía, que consiste en la naturalidad, moderación y hermosura de imágenes vivas y afectos bien explicados; y, aunque decorábamos a Horacio, Virgilio y Lucano, este último nos arrebataba con su fuego, con el que verdaderamente era un horno, dirélo así, nuestra incauta y mal acostumbrada imaginación".

Eugenio Espejo

Obras de Eugenio Espejo:

1779   El Nuevo Luciano de Quito.
1780   Marco Porcio Catón.
1781   La Ciencia Blancardina.
1781   Dedicatoria del Tratado de Longinos.
1787   Cartas Riobambenses.
1785   Reflexiones sobre las viruelas.
1788   Cartas Latacungueñas. 
1789   Discurso de la Concordia.
1792   Primicias de la Cultura de Quito.
1795   Testamento


Manuela Espejo, hermana de Eugenio.

Acusado varias veces fue encarcelado por primera vez en 1783 debido a sus fuertes críticas al poder, la segunda por relacionarlo con algunas publicaciones peligrosas, en esa ocasión las autoridades en Bogotá no encuentran delito y se le da el sobreseimiento en 1789. 

En marzo 1795 debido a varias acusaciones de grupos de poder es apresado esta vez también se le declara inocente pero, un día después de su liberación es detenido nuevamente por considerar que es cómplice de su hermano Juan Pablo quien planea acciones subversivas. Permanece varios meses en prisión, hasta del 21 de noviembre, poco tiempo después de salir libre dicta su testamento dejando como albacea a su hermana Manuela. Muere el 27 de diciembre de ese mismo año.



El buen juicio, del cual hablo, es de una especie diferente; él es alegre, vivo, lleno de fuego...El procede de una inteligencia recta y luminosa, de una imaginación limpia y agradable. Este justo temperamento del a vivacidad y del buen juicio, hace que, siendo el espíritu sutil, no sea evaporado; que él brille, pero que no brille demasiado, que conciba prontamente todo, y que de todo juzgue sanamente.

Eugenio de Santa Cruz y Espejo
Duende de Quito


Fuentes:

http://www.radiozonamistica.com/temporal/p.cando/TP20110126/EUGENIO%20ESPEJO/LIBRO%20DEFINITIVO%2001.pdf
http://www.frasesypensamientos.com.ar/autor/eugenio-espejo.html
Fotografías: Ángeles Flores, Museo de Cera "Alberto Mena Caamaño" - Quito. 


23/12/12

El más famoso cuento de Navidad


By Ángeles 

A Christmas Carol

Scrooge cumplió más de lo prometido. Lo hizo todo y muchísimo más; fue un segundo padre para Tiny Tim, que no murió. Se convirtió en el amigo, amo y hombre más bueno que se conoció en la vieja y buena ciudad o en cualquier otra buena ciudad, pueblo o parroquia del bueno y viejo mundo.



No creo que haya sido ni tan avara, ni tan despreocupada por los sentimientos de los demás como el personaje creado por Charles Dickens en su célebre obra A Christmas Carol, Canción o Cuento de Navidad. Tampoco sé cuál sería mi reacción si se me presentaran los fantasmas de las Navidades para mostrarme el pasado, presente y futuro, lo que sí sé es que el escritor británico con esta obra no sólo logró gran éxito y reconocimiento, sino que en la sociedad victoriana en la que vivía, con la industrialización acabando con los valores y que desde hace mucho había perdido el sentido de unión familiar y compañerismo, su novela logró ese cambio de actitud en la Navidad al igual que en el personaje Scrooge. La fecha ya no pasaría sin celebrarse además de que mostró la realidad de la época convirtiéndose en un claro reflejo de la sociedad en la que vivió Dickens.

Pero aunque la fama de A Christmas Carol deslumbra a otras obras navideñas existen otros escritos que se refieren al tema, En 1848 se publica El árbol navideño y la boda relato corto escrito por el Fiódor Dostoyevski. Cómo olvidarnos de esa criatura verde y peluda que vive en una cueva y odia la Navidad,  How the Grinch Stole Christmas! es un libro infantil escrito por el Dr. Seuss publicado en 1957. Nikolai Gogol también se apunta en los temas navideños con su obra Noche Buena al incluirlos en una serie de novelas cortas publicadas en 1832, en las que refleja las costumbres y personajes de la Ucrania del siglo XIX.



Allá en el bosque había un abeto, lindo y pequeñito. Crecía en un buen sitio, le daba el sol y no le faltaba aire, y a su alrededor se alzaban muchos compañeros mayores, tanto abetos como pinos.

El abeto
Hans Christian Andersen 


Hans Christian Andersen famoso escritor con su cuento infantil El abeto publicado en 1844, nos lleva de la mano a soñar con una visión más natural y mágica sobre un tema que implica la Navidad, allí el personaje principal no es un hombre, tampoco un pueblo y sus costumbres, mucho menos un verde, peludo y cascarrabias, es sí un personaje de color verde a quien humaniza, es el Árbol navideño, tan indispensable en la decoración en estas fechas. Un año más tarde en 1845, publica La pequeña vendedora de Fosforos un cuento pequeño que refleja los deseos de una niña que subre de soledad y tristeza. El gigante egoista es quizás uno de los mejores cuentos infantiles creados por Oscar Wilde para sus hijos, en el que se habla tambien de las navidades y de un personaje que cambia a partir de esta época.



El nacimiento de Jesús y la interpretación que se puede hacer de este acontecimiento que sirve de inspiración para que se creen obras bellísimas.

El tema navideño es sin duda de gran interés para el escritor, se pueden desarrollar diversas temáticas y géneros, hay quienes han escrito canciones o villancicos navideños, lírica, prosa, novelas cortas y más extensas, cuentos, etc. Entre los narradores que han tocado el tema están Lope de Vega,  Ernest Theodor Amadeus Hoffman, Gustavo Adolfo Becquer, Guy de Maupassant, Antón Chejov, Ruben Darío, C. S. Lewis, Truman Capote y muchos otros, algunos con varios escritos que hablan de la Navidad y que nos dan pretextos para seguir contando cuentos y manteniendo las tradiciones en esta fecha especial.

  • Blogroll

  • About