RSS
Facebook
Twitter

26/12/12

Eugenio Espejo ... el duende de Quito

By Alquimia

La ciudad no consiste en las casas, los pórticos, ni las plazas públicas: 
los hombres son los que la forman.

Eugenio Espejo


Eugenio Espejo

La vida de este personaje está envuelta en el misterio, desde su mismo origen ha sido causa de debates, investigaciones y polémicas... Su vida pública y la privada, aquellos secretos que guardó, las acusaciones que se le hicieron y su gran genio. Una familia y un hombre sin duda dignos de ser parte de la historia de una ciudad mágica como Quito.

La fecha exacta de su nacimiento no se conoce, pero la de su Bautismo consta sorprendentemente, en el libro de los Españoles blancos el 21 de febrero de 1747. Primer dato que llama la atención ya que por más influencias que hubiese tenido su padre, en una sociedad marcada por un sistema de castas. Sea cual fuere el verdadero origen de Eugenio de Santa Cruz y Espejo, sus padres le procuraron la mejor educación en los colegios exclusivos. 

Espejo “Estudió todo lo que pudo, cursó las cuatro carreras universitarias que se ofrecían en su tiempo;  leyó con una pasión desbordada libros  en cuatro o cinco idiomas y observó con ojo despierto las enfermedades físicas, morales y sociales de sus compatriotas” 

Dr. Freile-Granizo

Eugenio Espejo y sus escritos

Científico, médico, escritor, abogado, periodista, pensador y patriota... Tuvo a su cargo los 40.000 volúmenes de la Biblioteca de los jesuitas cuando estos fueron expulsados de la Audiencia, es por eso que hoy parte de esos fondos que él mismo leyó y custodió forman parte de la Biblioteca que lleva su nombre.

Conocido como el Duende de Quito, Eugenio Espejo fue fiel reflejo de la época en la que vivió, fue un hombre de la Ilustración, amante de la lectura, de las investigaciones, la Ciencia y la Medicina; de la Política y aún más apasionado por su patria. 

Se cuenta que fue el primer grafitero de la Real Audiencia de Quito, que una noche amparado por la oscuridad colocó frases y panfletos en las calles, las mismas incitaban al pueblo a levantarse en contra de los opresores. 

"Al amparo de la cruz, sed libres, conseguid la gloria y la felicidad".


Banderitas colocadas en la ciudad de Quito atribuidas a Espejo.


"La lástima fue que ignorábamos verdaderamente el alma de la poesía, que consiste en la naturalidad, moderación y hermosura de imágenes vivas y afectos bien explicados; y, aunque decorábamos a Horacio, Virgilio y Lucano, este último nos arrebataba con su fuego, con el que verdaderamente era un horno, dirélo así, nuestra incauta y mal acostumbrada imaginación".

Eugenio Espejo

Obras de Eugenio Espejo:

1779   El Nuevo Luciano de Quito.
1780   Marco Porcio Catón.
1781   La Ciencia Blancardina.
1781   Dedicatoria del Tratado de Longinos.
1787   Cartas Riobambenses.
1785   Reflexiones sobre las viruelas.
1788   Cartas Latacungueñas. 
1789   Discurso de la Concordia.
1792   Primicias de la Cultura de Quito.
1795   Testamento


Manuela Espejo, hermana de Eugenio.

Acusado varias veces fue encarcelado por primera vez en 1783 debido a sus fuertes críticas al poder, la segunda por relacionarlo con algunas publicaciones peligrosas, en esa ocasión las autoridades en Bogotá no encuentran delito y se le da el sobreseimiento en 1789. 

En marzo 1795 debido a varias acusaciones de grupos de poder es apresado esta vez también se le declara inocente pero, un día después de su liberación es detenido nuevamente por considerar que es cómplice de su hermano Juan Pablo quien planea acciones subversivas. Permanece varios meses en prisión, hasta del 21 de noviembre, poco tiempo después de salir libre dicta su testamento dejando como albacea a su hermana Manuela. Muere el 27 de diciembre de ese mismo año.



El buen juicio, del cual hablo, es de una especie diferente; él es alegre, vivo, lleno de fuego...El procede de una inteligencia recta y luminosa, de una imaginación limpia y agradable. Este justo temperamento del a vivacidad y del buen juicio, hace que, siendo el espíritu sutil, no sea evaporado; que él brille, pero que no brille demasiado, que conciba prontamente todo, y que de todo juzgue sanamente.

Eugenio de Santa Cruz y Espejo
Duende de Quito


Fuentes:

http://www.radiozonamistica.com/temporal/p.cando/TP20110126/EUGENIO%20ESPEJO/LIBRO%20DEFINITIVO%2001.pdf
http://www.frasesypensamientos.com.ar/autor/eugenio-espejo.html
Fotografías: Ángeles Flores, Museo de Cera "Alberto Mena Caamaño" - Quito. 


1 comentario:

  1. Pueden poner mas informacion sobre la hermana

    ResponderEliminar

  • Blogroll

  • About