RSS
Facebook
Twitter

31/12/12

Un ritual ...

"En todos los ritos, la sencillez es la mayor extravagancia"
Confucio (551 a.C. - 478 a.C.), filósofo chino



Un ritual está ligado implícitamente con una función sagrada, para los seres humanos, los ritos tienen que ver con una tradición, con sus creencias o con aquella práctica en la que ponemos nuestra fé con el fin de obtener un beneficio.

Ya que nos hemos acostumbrado a medir el tiempo y a dejar que su paso marque nuestra vida en niñez, juventud o vejez, hoy 31 de diciembre del 2012, es la noche vieja que da paso al joven 2013.

El año nuevo, en el calendario gregoriano, es una fecha en la que si no todos, la mayoría tiene un rito...  las uvas, las maletas, la ropa íntima roja o amarilla según el deseo, etc., el mío lo comparto, pero no sólo mi ritual sino su historia.

Me declaro creyente, pero no de las religiones, ni los dioses de los hombres y las reglas que nos imponen; no soy atea, porque creo, creo en la Naturaleza, en la Tierra (nuestra madre) y en las energías que de ella emanan. Soy de aquellas que saben que para ver primero hay que creer.

Hace algún tiempo impuse una regla en mi vida, nada ni nadie va a influir con sus actitudes en mi estado de ánimo, así lo que los demás hagan, digan o piensen de mi, será asunto de ellos, también si la naturaleza a veces se torna en mi contra sabré encontrar las oportunidades ocultas y bailar bajo la lluvia. Es así que los días son una fiesta... y de ellos en especial celebro el último y el primer día del año (gregoriano), y también la fecha de mi nacimiento. Para estos días especiales tengo un ritual, mi baño mágico.

El poder de las palabras y las energías son las que me auguran un año bueno, creer que uno es capaz de crear su propia magia, ir en busca de lo que quiere y mantenerse siempre alegre, pensando positivo, si bien no es la Panacea Universal, en parte son algunos de sus ingredientes, a ellos en mi baño del 31 los complemento con una infusión de flores, hierbas y especias entre las que están las rosas, canela, miel, menta... todo depende de lo que cada uno quiera para su vida, las plantas que la Naturaleza nos brinda tienen su magia y a ello, al final de mi baño le agrego Champagne, ya que me augura que tendré motivos para celebrar, triunfos, amor, salud... el celebrar desde el inicio hasta el final y dar las gracias por todo lo que tenemos nos llena de buenas energías y esa es la puerta de entrada para la felicidad.

Felices días de festejos, salud, amor y alegría...
¡ Salud !




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About