RSS
Facebook
Twitter

4/1/13

La "Escuela de la Concordia" y "Primicias de la Cultura de Quito"

By Alquimia



A la primera vista que demos sobre la naturaleza del hombre hallaremos que él es dotado del talento de observación; y que las necesidades que le cercan le obligan a todos momentos a ponerlo en ejercicio. Si el hombre se ve en la inevitable necesidad de hacer uso de este talento desde los primeros días de la infancia, es visto que de este principio depende el que él vaya sucesivamente llenándose de ideas comparando los objetos, distinguiendo los seres.

Primicias de la cultura de Quito


"Escuela de la Concordia"


El “Discurso dirigido a la muy ilustre y muy leal ciudad de Quito, representada por su ilustrísimo Cabildo, Justicia y Regimiento, y a todos los señores socios provistos a la erección de una Sociedad Patriótica, sobre la necesidad de establecerla luego con el título de “Escuela de la Concordia”. Fue  escrito por Eugenio Espejo y publicado en Bogotá en 1789. El mismo inspiraría para la creación de la  “Sociedad Patriótica de Amigos del País, o «Escuela de la Concordia», creada con el propósito de atender la educación, las ciencias, las artes, la agricultura, el comercio, la economía y la política.

La preocupación de Espejo al crear la Escuela de la Concordia es la de que intelectuales se reúnan para discutir sobre cuestiones importantes de la Real Audiencia de Quito, la Ciencia, la Educación, el Arte son sin duda puntos de partida para el desarrollo de los pueblos.

“En Europa, existían entidades homólogas con la misma finalidad. Sin embargo, ninguna de ellas tenía el prefijo de ‘Patriótica’ cosa que no agrada a la corona por su connotación subversiva”

Jorge Salvador Lara

“La Escuela de la Concordia se instaló en 1791; fue su Presidente el Conde de Casa-Jijón; director, el Conde del Selva-Florida; secretario, el Dr. Espejo, que ya había regresado de su confinio; y entre sus miembros figuraban notables jurisconsultos, tales como don Francisco Javier Salazar; el entendido teólogo fray Francisco de la Graña, los literatos don Sancho de Escobar, don Ramón Yépez, don Juan José Boniche y don Juan Larrea; fuera de muchas otras personalidades distinguidas de la capital” 

(Camilo Destruge.- Historia de la Revolución de Octubre y Campaña Libertadora, p. 126).

“La sociedad tuvo corta vida. No es verdad, como afirma González Suárez, que una de las causas de su extinción haya sido la muerte de Espejo. Más de un año antes de esa muerte se terminó. Y se terminó porque, en lugar de la espe­rada aprobación regia, llegó una terminante desautorización: "Desaprobando hubieseis puesto en ejecución el estableci­miento de la referida Sociedad amigos del país, sin que hu­biese precedido mi Real aprobación con arreglo a las leyes que prohíben toda junta sin esta circunstancia, he resuelto que como os mando se suspenda su ejercicio hasta mi Real determinación" -rezaba una real cédula fechada en 11 de no­viembre de 1793-. Mucho antes de aquello, el jueves 29 de marzo de 1792 había aparecido el último número de "Primicias de la Cultura de Quito", que era su mayor -y acaso única- señal de vida” 

(Hernán Rodríguez Castelo - Eugenio de Santa Cruz y Espejo / Primicias de la Cultura de Quito, p. 143).

Sin duda que la "Sociedad de amigos de la Patria" contara con una herramienta de difusión era también de importancia es así como bajo el auspicio de la "Escuela de la Concordia" el 5 de enero de 1791 ve la luz el primer periódico del país que circularía cada 15 días.

Primicias de la cultura de Quito


Primicias de la Cultura de Quito, Número I,
Jueves 5 de Enero de 1791

La Sociedad Escuela de la Concordia editó el periódico «Primicias de la Cultura de Quito», que bajo la dirección del Dr. Eugenio Espejo fue el primero que circuló en la antigua Presidencia de Quito, y por medio de la cual dio a conocer importantes problemas sociales y culturales de la colonia. Primicias no fue ni revolucionario ni subversivo y solo buscaba el mejoramiento de Quito en lo intelectual y la reactivación de su espíritu adormilado y resignado a lo peor. ..."fue una miscelánea de artículos de historia, literatura, comercio con las puertas francas para la colaboración, cada número tenía cuatro folios en cuatro páginas y quincenal con el valor de real y medio de plata por cada pliego completo". 

«Primicias de la Cultura de Quito» no sólo es el primer periódico de Quito, también es el segundo del Virreinato, marca el punto de partida del periodismo en nuestro país, Espejo redactó por completo cada uno de los 7 ejemplares que se publicaron con la colaboración de  el obispo Calama, entusiasta por la cultura, Pedro Lucas de Larrea y el Dr. Antonio Marcos. La gente de aquella época aún no estaba preparada, menos aún educada para comprender el genio de la pluma de Espejo, un adelantado en todo sentido a su tiempo y por ello quizás incomprendido.

"Primicias de la Cultura de Quito, si bien no tocaron la estructura colonial, tampoco aparecieron para defender los intereses de la Corona. Este solo hecho le ubica a Ecuador como el primer país de América Latina cuyo primer periódico no fue oficialista". 

Primicias de la Cultura de Quito, Número 3,
2 de febrero de 1792


“El genio quiteño lo abraza todo, todo lo penetra, a todo lo alcanza veis, señores, a esos infelices artesanos, que agobiados por el peso de su miseria, se congregan las tardes en las cuatro esquinas a vender los efectos de su industria y su labor, pues allí el pintor y el farolero, el herrero y el sombrerero, el franjero y el escritor, el latonero y el zapatero, el omniscio y universalista presentan a vuestros ojos preciosidades, que la frecuencia de serlas nos induce a la industria de no admirarlas”

"Primicias de la Cultura de Quito"
Número 4 

En poco tiempo, las ideas manifestadas por el redactor del primer periódico de Quito logran no solo que se busque la publicación de otros diarios que se le opongan sino que se pide la clausura del mismo por larte de la realeza tras 7 números, suficientes para que hoy tengamos una idea de la situación que se vivía en aquellos tiempos y la búsqueda de Espejo porque aquella realidad cambie, empezando en donde debe iniciarse, la educación y la cultura de los pueblos...




ya somos consocios, somos quiteños, entramos ya en la escuela de la Concordia,  de nosotros renace la Patria, nosotros somos los árbitros de la felicidad.

FIN



Fuentes:
http://www.enciclopediadelecuador.com/temasOpt.php?Ind=818&Let=
http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101001006/-1/Prensa_abon%C3%B3_la_Libertad_.html#.UOcfcInm4wg

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Blogroll

  • About