RSS
Facebook
Twitter

2/12/18

Los 7 que fueron cinco... y su vuelo

Libro del Club 7 (1954) y Los 7 que fueron cinco, y viceversa (2017)


Después de un año de la publicación de Los 7 que fueron cinco, y viceversa, y de su presentación el 22 de noviembre en Quito y el 29 de noviembre en Guayaquil, eventos en los que se entregaron libros a los asistentes, la obra fue distribuida en bibliotecas de Quito, Guayaquil, Ibarra y Riobamba, se enviaron ejemplares al extranjero, etc. Como editora puedo decir que el trabajo no está terminado, el propósito de este libro, el de Quince hojas de té de hierba luisa (2015) y Heptaedro (2017), es dar a conocer y valorar el trabajo que en su tiempo realizaron 5 jóvenes que se unieron por la amistad y la poesía.

Me gustaría que los lectores de este blog también puedan disfrutar y conocer más sobre este grupo poético ecuatoriano (Guayaquil, 1951-1962) que tuvo como integrantes a David Ledesma Vázquez, quien no solo se dedicó a la poesía, sino también tuvo una amplia carrera en radio y teatro, a Carlos Benavides Vega (Álvaro San Félix) quien es conocido en la dramaturgia, el teatro y la investigación histórica, Ileana Espinel Cedeño, poeta, periodista y política, Gastón Hidalgo Ortega, poeta, corrector de estilo, columnista de periódicos y revistas; y Sergio Román Armendáriz quien desde Costa Rica, nos acompaña y tutela este trabajo de difusión, quien se dedicó al teatro, el cine y la cátedra.

Pongo a su disposición la versión online de las publicaciones que sobre el Club 7 ha realizado Efecto Alquimia Editorial, espero que sean de su agrado, que puedan consultar en ellas y hablar de estos poetas e identificarse con su poesía.


 Quince hojas de té de hierba luisa








30/11/18

Un año sabático

Carta de la editora

Estamos de vuelta 


Después de la presentación de Los 7 que fueron cinco, y viceversa, como autora y editora decidí darme un año sabático, dedicarme a mis escritos, revisar, corregir, investigar, darle tiempo a lo personal, viajes, trabajo, amistad... Los 365 días pasaron, hoy finaliza noviembre y el tiempo que me di.

El 2018 ha sido un año lleno de nuevas experiencias, muchas de ellas estarán plasmadas en nuevos poemas, cuentos, otras quizá se pierdan en el olvido. Lo cierto es que extrañé esta columna, espacio en el que desde el 2009 intento rescatar parte de la historia de la literatura ecuatoriana, difundir autores desconocidos, del pasado, del presente, hablar de culturas ancestrales, mitos, entre otros.

Durante estos meses estuvieron pendientes nuevas publicaciones, para el blog y otras que están en edición para libros y folletos, entre ellas Heptaedro 2, Tríptico, Domar el viento... nuevas colaboraciones en revistas, periódicos y más.

No se olviden de revisar los antiguos post, de comentarlos, de sugerir temas y comentarnos, espero también que el nuevo contenido aporte a la historia de la literatura, a dar visibilidad a los autores, a ayudar a los estudiantes a conocer más sobre las letras en el país y que sea referencia de consulta, sin duda todo lo publicado en este espacio es investigado a fondo antes de difundirlo. 

Sin más Felices Fiestas, un abrazo a quienes nos siguen y leen. 
Gracias por la espera. 

Ángeles Flores