RSS
Facebook
Twitter

31/7/12

Esencia Verde (La Absenta)

By Alquimia

“¿Cuál es la diferencia entre un vaso de absenta y el ocaso?”
Oscar Wilde.


Definición
La absenta o ajenjo, apodada la "Fée Verte" ('El hada verde'), o Demonio Verde, es una bebida alcohólica de ligero sabor anisado, con un fondo amargo de tintes complejos debido a la contribución de otras hierbas. 
Su nombre proviene del vocablo griego “apsinthion”, que significa “imposible de beber”. Esta bebida alcohólica se transforma en esencia lechosa cuando se le añade agua, pasando a ser bebible.



Historia

La absenta es un licor de fuerte gradación, cuyo nombre deriva de la planta del mismo nombre (absenta, ajenjo, artemisa absinthium), y que interviene en su elaboración como principal ingrediente del mismo. El uso medicinal del ajenjo era ya conocido en Grecia y hasta en el antiguo Egipto, donde aparece en el famoso Papiro de Ebers. El sabor de esta bebida legendaria y espirituosa recuerda al del anís, otra planta que interviene en su elaboración, pero más amargo (el ajenjo es una planta tremendamente amarga). Este licor se empezó a elaborar a finales del siglo XVIII en un convento suizo de Val-de-Travers, por obra del doctor Dr. Pierre Ordinaire. Las monjas del convento comenzaron a comercializarlo como un elixir medicinal. Un ciudadano francés, el mayor Dubied compró la fórmula al monasterio. Su hijo Marcellin Dubied y su yerno su yerno Henri-Louis Pernod abrieron la primera destilería comercial de absenta.
En la década de 1870, un insecto conocido como “phylloxera” atacó los viñedos de toda Europa, provocando la pérdida de dos tercios de las plantaciones vinícolas del viejo continente. Como resultado de ello, el precio del vino subió desmesu-radamente, convirtiéndose en un artículo de lujo al alcance de unos cuantos privilegiados. La clase baja de la sociedad se vio obligada a buscar una nueva bebida con la que alegrar sus aburridas tardes. Y he aquí que hubo que echar mano de lo que casi un siglo antes se había identificado un remedio herbal compuesto a base de  “Artemisia absinthium”, más conocida como ajenjo.
Con casi un 80% de alcohol, la absenta pasó de ser una medicina a convertirse en una bebida exitosa que facilitaba una forma rápida de emborracharse.
La popularidad de la Absenta fue creciendo intensamente hasta el año 1840 cuando se ofreció a las tropas francesas como un medicamento antipiré-tico. Y para el año 1860 la absenta se había hecho tan popular que muchos cafés y cabarets indicaban que a las 5 p.m. se producía la l'heure verte ("la hora verde").
La absenta se convirtió en la imagen principal del movimiento bohemio. En la bebida de la Belle Époque. Pasando a ser considerada como la bebida nacional de Francia a comienzos del siglo XX. De hecho, para la llegada de 1910  ya se consumían más de 10 millones de litros al año.

Seducción verde en el arte
"los pintores y poetas malditos de la bohemia, la empezaron a mezclar con diferentes componentes químicos, por ejemplo el láudano, un veneno concentrado de opio. Y los pintores la empezaron a mezclar con los químicos que usaban para sus pinturas".


Los artistas de finales del siglo XIX y principios del XX, tales como Wilde, Van Gogh, Baudelaire, Manet, Picasso, Degas, Verlaine, Rimbaud, Poe,  Hemingway , entre otros, consumían absenta con el fin de inspirarse artísticamente para sus obras, ya que supuestamente inducía a la verborrea y la inspiración , servía de afrodisíaco y como remedio para afrontar el pesimismo ante la vida y , por que no decirlo , les proporcionaba también ciertos efectos "alucinógenos" muy apetecibles.
Verlaine la utilizaba para escribir. Degas y Manet como motivo pictórico y Picasso la elevaba a tema magistral en varias de sus obras. Se dice que cuando Van Gogh se cortó su oreja izquierda y se la envió a Paul Gauguin, estaba completamente poseído por el poder de este romántico licor. Lo cierto es que muchas de las alucinaciones vertieron su verde rocío sobre las más espectaculares obras pictóricas y piezas líricas que hoy disfrutamos en los museos. Toulouse-Lautrec, inventó una mezcla de cognac y absenta a la que llamó Terremoto.
Hemmingway afirmaba que la Absenta era : "una alquimia líquida que cambia las ideas " y Wilde que: “después del primer vaso ves las cosas como te gustaría que fueran, tras el segundo las ves como no son en realidad, y después del tercero las ves tal como son, y eso es lo peor de todo”
De este ambiente parisino de fines de siglo procede el nombre por el que muchos la conocen debido a su color: "el hada verde", la Fée Verte. Los bohemios franceses le atribuían propiedades afrodisíacas e inspiradoras. La absenta se convirtió así en símbolo de la vida bohemia y anárquica. 


El Demonio Verde
Lado oscuro


"La Absenta es el afrodisíaco del yo. El hada verde que vive en la absenta quiere tu alma, pero tú estás a salvo conmigo".
Drácula

La toxicidad de la absenta hizo que en poco tiempo comenzaran a surgir rumores de personas que habían sido ingresadas en asilos debido a su alta adicción a esta bebida y sus efectos. Verlaine padecía ataques de ira y se liaba a tiro limpio con su amante Rimbaud,  y Vincent van Gogh se había terminado suicidando después de sufrir una larga enfermedad mental, con ataques epilépticos incluidos, debida a su adicción.
Oscar Wilde narró en una ocasión como tras consumir absenta vio crecer tulipanes de sus rodillas.
Incluso se dio un nombre para el supuesto síndrome provocado por el consumo excesivo de absenta: el absintismo, entre cuyos efectos, además de las alucinaciones se incluía el delirio y la adicción. Leo del Dioscórides: "Comienzan agudizando la sensibilidad, que no sólo se exalta, sino que muchas veces, como la sensación del tacto, llegan a hacerse dolorosas. A esta exaltación dolorosa sucede una insensibilidad general, con fenómenos de tipo epiléptico y graves alteraciones de las facultades mentales". La absenta empezó así a ser conocida como "el demonio verde".
Pero la gota que colmó el vaso fueron dos asesinatos atribuidos supuestamente al consumo excesivo de esta sustancia.
El 28 de agosto de 1905 un campesino suizo, Jean Lanfray, mató a tiros a su mujer embarazada y a sus hijos y después intentó volarse la cabeza sin conseguirlo. Lanfray había consumido fuera de casa 5 litros de vino, 6 vasos de cognac, un café con brandy, dos vasos de crema de menta y otros dos de absenta. Al llegar a su hogar aún tomó otro café con brandy. Le pidió a su mujer que le trajera las zapatillas y ella se negó. Después sobrevino la tragedia. La sociedad suiza culpabilizó a la absenta de lo sucedido y reunió firmas para conseguir su prohibición.
El segundo asesinato lo llevó a cabo Sallaz, un hombre que mató a su mujer con un hacha.
En 1908 se aplicó la prohibición en Suiza y fue seguida, en 1915, por el resto de Europa (exceptuando Gran Bretaña y España) y los Estados Unidos; aunque muchos más tarde, sobre 1990, se levantó la prohibición en muchos estados con la condición de que se controlara la cantidad de tuyonas en la bebida.
En realidad estudios modernos han demostrado que las tuyonas, que tienen un parecido lejano con el THC, no producen alucinaciones, aunque si pueden provocar un estado de mente en blanco cuando se consumen en grandes cantidades.
No obstante para quien conoce las virtudes del ajenjo y como ha sido utilizado en la farmacopea y las tradiciones mágicas en torno a esta planta sagrada para muchos, ello no le resta nada de magia. La absenta sigue conservando intacto su misterio féerico. A día de hoy la producción mercantil de absenta sigue prohibida en muchos países latinoamericanos, en Francia y en los Estados Unidos.
Actualmente la absenta ha vuelto a estar en circulación, puede encontrarse en la mayoría de bares y discotecas de la capital francesa y también en los supermercados españoles y en distintos tonos: verde, amarilla o azul.

Fuentes:




Ritual de la absenta

By Alquimia

Aunque había quien la tomaba pura, antes de beber la absenta era normal prepararla, a menudo para rebajar su contenido en alcohol, con agua o con vino fríos.

Una forma muy común de tomarla era depositar un terrón de azúcar sobre una cuchara especial plana y perforada (puede usarse un tenedor), la cual a su vez se apoyaba sobre la copa.
A continuación se echaba lentamente agua fría sobre el terrón para rebajar el licor en proporciones que iban al gusto de cada uno desde una parte de agua a 5 de absenta a una de agua por cada 3 de absenta.
 Era frecuente utilizar ciertos vasos especiales con un hueco o burbuja en la parte inferior.
Cuando la ingesta de absenta era muy popular en el centro de las mesas de algunos locales donde se expendía la bebida se ponían pequeñas fuentes de agua. Si no, sencillamente se servía una jarra de agua fría junto a la bebida.


Magia para crear Absenta

By Alquimia

Tres son las plantas base para elaborar absenta, y se las llama la "Santa Trinidad": Ajenjo, Anís e Hinojo. A estas tres, según las múltiples fórmulas se suelen añadir otras como la menta, la hierbabuena, la melisa, el hisopo, angélica, verónica, enebro, regaliz, nuez moscada u otras. Incluso en algunas ocasiones ha sido mezclada con cannabis.
Existen diferentes modos de elaborar absenta. Mediante maceración o destilación. Para muchos una auténtica absenta debe ser producida mediante destilación. 

Destilación
El principal componente activo de la absenta es un terpeno, la tujona que se obtiene de la Artemisia absinthium seca, la cual se deja una noche en etanol 85vol%. Esto es lo que se conoce como esencia de absenta. Al día siguiente se le agrega agua, se hierve, y el destilado obtenido se mezcla con otras esencias (hisopo e hinojo), se filtra y se obtiene un licor que tiene una concentración final variable (de acuerdo a cada marca) entre 55º y 74º de etanol.


Maceración

Ingredientes:
-1 litro de alcohol etílico. Podemos usar aguardiente, orujo, vodka, ron,... Cuanto menos sabor tenga mejor (si lo queremos dulce no es mala idea emplear anís).
-3/4 litro de agua mineral o destilada.
-25 gramos de ajenjo (a mayor cantidad más peligroso será el licor).
-1/2 kilogramo de azúcar blanco.
-25 gramos de una mezcla de hinojo, anís y menta (se pueden comprar en cualquier herbolario).
 Elaboración:
*En un recipiente hermético introducimos el alcohol, el ajenjo y la mezcla de hierbas. Lo agitamos bien y lo dejamos reposar en maceración durante un mes en algún lugar seco, fresco y oscuro. Opcionalmente se pueden añadir otras hierbas; así la melisa o la yerbaluisa le darán un cierto aroma a limón. Al cabo de ese tiempo filtramos el líquido (podemos emplear un filtro de papel). Nos quedamos con el líquido y desechamos las plantas.
*A continuación mezclamos el azúcar en el agua mineral y se deja hirviendo esta mezcla hasta que tome la consistencia de un almíbar. Hecho esto, lo dejamos enfriar, tras lo cual mezclamos el alcohol con este almíbar, removemos bien de nuevo en la botella herméticamente cerrada y lo dejamos reposar otro mes en un lugar seco, fresco y oscuro.
Las fórmulas por maceración, como la que hemos expuesto dejan un tono muy amargo en el licor debido a la enorme cantidad de absintina disuelta que deja el ajenjo. Para eliminarla se suele proceder a destilar el producto macerado. La destilación produce un líquido incoloro, blanco o azulado (absenta blanca o azul). Las absentas con tonos verdes (absenta verde), se deben a la clorofila del ajenjo, ya que después de la destilación han sufrido una maceración. Según envejece, y con la exposición a la luz, el licor va tomando una coloración ambarina.
Era habitual utilizar productos, algunos de ellos tóxicos como virutas de cobre o zinc, o cloruro de antimonio para darle el color verde y falsificar la bebida. Los efectos nocivos de estos componentes a menudo propiciaron los rumores sobre los desastrosos efectos de esta bebida sobre el organismo y el sistema nervioso.
En base a su calidad y el modo de elaboración las absentas eran clasificadas como ordinaire (ordinaria), demi-fine (semifina), fine (fina), supérieure (superior) y suisse (suiza). Las dos primeras, las de más baja calidad, empleaban esencias y colorantes artificiales. La superior y la suiza, las de mayor calidad, debían ser destiladas y coloreadas de modo natural.

Fuentes:





Cinco mitos sobre la Absenta

By Alquimia

1. Solo Suiza tiene una ley que realmente define lo que hace que la absenta sea absenta.
“No hay otros países que hayan definido o regulado su legitimidad desde su concepción”.
2. Se dice que el contenido de tuyona en el ajenjo es lo que provoca las alucinaciones.
“En estos tiempos, el contenido de tuyona está regulado. Es difícil decir lo que se le ponía a la absenta en la época anterior a su prohibición o qué es lo que realmente causaba las alucinaciones, en pocas palabras, los productores de absenta de baja calidad podían vender su producto utilizando ingredientes adulterados o defectuosos y métodos de embotellado que muy seguramente provocaban muchos casos de histeria, locura y alucinación”.
3. La mayor parte de la absenta se elabora tradicionalmente con un porcentaje de alcohol entre un 50 y un 80%, es decir entre 100 y 160 de graduación alcohólica.
"Siempre le digo a la gente que si bebes grandes cantidades de cualquier tipo de alcohol demasiado fuerte, lo más seguro es que te descontroles un poco.Te garantizo que no sólo pasa con la absenta".
4. A principios de los 1900, la población francesa bebía dos veces más absenta que vino.
“Eso se debió en parte a la filoxera, un parásito de los viñedos que afectó a la industria del vino de mediados a finales de los 1800. La industria del vino en Francia fue una de las primeras en lanzar campañas de difamación en contra de la absenta".
5. La absenta no es de la República Checa, nunca fue y nunca lo ha sido (legítimamente).
“Además la absenta no es un shot ni se le debe prender fuego, el sabor concentrado es demasiado fuerte y una sensación de ardor realmente te abrumaría. La mayoría de la gente sugiere servirlo con unas cuatro o seis partes de agua fría y disolver un cubo de azúcar”.

Cinco realidades de la absenta
1. Para que un absenta sea reconocido como legítimo, debe contener: grande ajenjo, ajenjo romano, semilla de anís, hinojo, melisa (toronjil), hyssopus. Es fabricado tradicionalmente con hierbas y sabores completamente naturales y no debe contener aditivos, azúcar o colorantes.
2. La absenta fue inventado por un excéntrico doctor en Couvet, Suiza, a mediados de los 1700 y se empezó a comercializar a principios del siglo XIX. Cuando el doctor lo inventó, era conocido por sus pacientes como un medicamento herbal, más como un tintura o elixir para ayudar a las dolencias internas y para problemas digestivos.
3. En los 1840, creció en popularidad en Francia y el gobierno francés hizo llegar raciones para sus soldados en Argelia con el fin de prevenir la malaria. Pronto se convirtió en una bebida patriótica para las tropas y a su vez se volvió un favorito entre la burguesía.
4. Para los 1860, se había vuelto tan popular entre todas las clases sociales, que las cinco de la tarde era la hora del cóctel conocida como l’eheure verte, la hora verde.
5. En 1914 se prohibió la producción y comercialización de la absenta en todos los países exportadores e importadores, excepto en España. La prohibición fue levantada en Estados Unidos el 5 de marzo de 2007 y actualmente se venden diversas marcas importadas y domésticas.

Fuente:
http://informe21.com/bebidas/todo-necesitas-saber-absenta
CNN


10/7/12

Una correspondencia a la memoria


Hugo Mayo a la vanguardia de la poesía inoxidable 




Sobre el libro:

A pesar de que las publicaciones de Mayo se hicieron en Guayaquil, su anonimato en la vida laboral como funcionario publico, la evolución de su poesía la demuestra en sus libros; El zaguán de aluminio (1982), Chamarasca (1984), y Oxidación (2009) que hace poco fue recopilada por Raúl Serrano, tres obras donde el lenguaje permite deformar la “realidad”, obras con las que desmitologiza el discurso establecido del romanticismo que estaba vigente a inicios del siglo XX, donde Mayo apuesta por una sensibilidad cósmica. 

De acuerdo a Raúl Serrano; “Hay que destacar que los modernistas, son antecedente y clave de las rupturas que simultáneamente sobrevendrán (,,,) son punto de arranque, puente y retorno.”3 Es sabido que Hugo Mayo tuvo detractores en su tiempo porque su poesía demostró rebeldía y dialogo con las vanguardias Latinoamericanas. Y debido a estos factores fue el único vanguardista de su tiempo, el solitario experimentador del lenguaje, con su obra construyó un sentido poético de ruptura, distinto a lo que en aquel entonces se asumía como poesía en el país, no obstante su poesía que halló dialogo con las vanguardias europeas y latinoamericanas. 

Además cabe anotar que, paradójicamente, Hugo Mayo continúa teniendo detractores en la actualidad, recuerdo que un crítico ecuatoriano me decía: "Hugo Mayo, ya está muerto, ya se acabó" y en buena hora que uno de los amigos y recopiladores de la obra de Hugo Mayo, Rodrigo Pesántez Rodas en la tumba del poeta dijo; "Miguel Augusto Egas ha muerto no así Hugo Mayo", o acaso solo cuando se hable, o cuando se lea, o se honre al canon literario en Ecuador es válido y legitimo. Sin embargo, sostengo que Mayo tiene lectores y críticos interesados fuera del país que indagan y esperan conocer más sobre su obra, a pesar de que no haya habido una difusión suficiente de su obra, diría que hacia afuera es casi nula, me parece elemental que la obra de un poeta que despuntó en la vanguardia latinoamericana de su tiempo, –considerando la vigencia que conserva su poesía ‘joven’, –se conozca en otros países.


El Autor
Selección y estudio de la obra





Freddy Ayala Plazarte (1983)

Tiene estudios de maestría en el programa de Estudios de la Cultura con mención Artes y Estudios Visuales por la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB-Ecuador); Es Comunicador Social por la Universidad Central del Ecuador en la cual se ha desempeñado como docente. Ha publicado los libros de poesía; Zaratana (2007); Kamastro de Matuta (2010) y Mi padre en las rieles de Sumpa (2011). Con un manuscrito en el horizonte (CCE Ambato, 2011) tras obtener el II Premio en la Bienal Nacional de Poesía “Juegos Florales”. Nomenclatura del Internado (Editorial Mar Abierto-Manta, Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, 2012).
Ha publicado la serie poética denominada El Otro espejo de Quito en torno a una exposición de grabados del Quito colonial (CCE, 2011). Ha publicado los ensayos: La metálica luminosa acerca de la vanguardia del poeta Hugo Mayo. Ha realizado el estudio, selección y recopilación del libro; Premonición a las puertas Poesía ecuatoriana reciente, que agrupa 17 autores jóvenes ecuatorianos (Editorial Universitaria, Universidad Central del Ecuador, 2012).
Ha obtenido varios reconocimientos por su poesía. Ha participado en el VIII y IX Encuentro Internacional de Poetas (ULEAM, 2010-2011); Feria Internacional del Libro, FIL Quito (2011); Encuentro de jóvenes escritores de América Latina y el Caribe, Feria Internacional del Libro, La Habana, 2012; 16 Festival Internacional de Poesía, La Habana-Cuba, 2012.


La Editorial




CABARET VOLTAIRE

Destinada a la recuperaciòn de poeticas de avanzada que debido al fuego, el olvido, las odiosidades personales y la envidia de los que poseen periodicos y editoriales, se ha visto eclipsada. Un justo homenaje para los visionarios del pasado.

(Rescate de Poesía extraviada)


INVITACIÓN





  • Blogroll

  • About