RSS
Facebook
Twitter

30 de julio de 2019

Rosa Borja Febres-Cordero

Las hojas del papel, como alas blancas, 
las sentí palpitar entre mis dedos 
y quise darles libertad, pensando 
que pudieran llegar hasta su dueño.

De Fantasía




Rosa Borja Febres-Cordero nació en Guayaquil, el 30 de julio de 1889. Sus padres fueron el doctor César Borja Lavayen y Ángela Febres-Cordero Lavayen. Su padre además de médico fue escritor y poeta. 

Recibió la educación básica en la escuela Carmen Sucre, además clases de piano. En su residencia, sus padres solían recibir a destacados intelectuales de la época, con los que mantenían largas tertulias sobre ciencia, arte y literatura. Desde muy joven se destacó por su inteligencia y sensibilidad, los que con el tiempo la llevaron a convertirse en defensora de derechos de la mujer y de los más necesitados. 

Contrajo matrimonio en 1916, con Alberto Ycaza Carbo con quien procreó a Luis Alberto y Gustavo. Sus inquietudes sociales la llevaron a vincularse con distintas instituciones como El Edén del Huérfano, la Legión Femenina de Educación Popular el Comité Bolivariano de Guayaquil, la Unión de Mujeres Americanas, entre otros.

En enero de 1930, el Marqués de Grijalva (Alfonso Ruiz de Grijalba y López Falcón), escribía el prólogo del libro Aspectos de mi sendero, que recopilaba la obra de Rosa Borja Febres-Cordero. En el mismo, reflexionó citando a Antonio Machado "Tal vez abandonó la poesía pensando Que ser feliz y artista no lo permite Dios", y es que la autora se había alejado de los versos por un prolongado tiempo, en el que se dedicó a las actividades que le permitieron destacarse como representante de las mujeres en el país. Fue además de poeta; ensayista, periodista, compositora, dramaturga, socióloga, activista social y feminista.

Falleció en la ciudad de Guayaquil, el 22 de diciembre de 1974, a los 75 años.


El feminismo, pues, no es un juego ni una utopia, 
sino una realidad, una necesidad social.

Guayaquil, 1936



Obras:

- Aspectos de mi sendero, 1930
- Las de Judas; comedia de costumbres, en tres actos y en prosa, 1933
- Hacia la vida, 1936
- El Espíritu Manda
- Nadie sabe lo que vendrá mañana
- Personalidad
- Alero de Anhelos
- Hacia otros Planos
- Mi mundo íntimo
- Ritmo Espiritual
- Libertador
- María Rosario (novela)
- El Album de Música (composiciones) 


Fuentes:

27 de julio de 2019

Joaquín Gallegos del Campo


Antecedentes del modernismo




Mi primer contacto con el modernismo ecuatoriano, fue sin duda, de la misma forma que lo tienen todos, escuchando el pasillo Alma en los labios, poema de Medardo Ángel Silva musicalizado por Francisco Paredes Herrera; más tarde, ya en el colegio, el estudio de Los Decapitados (Borja, Silva, Fierro y Noboa), fue un acercamiento un tanto superficial a este movimiento, y es que, la literatura en el Ecuador no es estudiada de manera exhaustiva. Mi interés por el grupo de poetas me hizo indagar en su vida y en su obra, lo que por características generacionales y estilo, me llevó a conocer a los otros modernistas que existieron en el país. Sin embargo, mi conocimiento real del modernismo llegó de mi trabajo en catalogación de revistas antiguas, allí me encontré con América Modernista, revista quincenal que empezó a publicarse en Guayaquil en 1896.

Leyendo los números publicados y su contenido, encontré los antecedentes de lo que más tarde se llamaría Modernismo ecuatoriano, allí, los jóvenes intelectuales del puerto, Joaquín y Emilio Gallegos del Campo y Miguel M. Luna, directores y editores dejaban en claro su intención de representar a la nueva escuela literaria. Este interés por la revista, me llevó a buscar información en especial sobre el poeta, escritor y periodista Joaquín Gallegos del Campo.

Este autor poco conocido, perteneció a una familia de escritores, poetas e intelectuales. Nació en Guayaquil el 27 de julio de 1873. Fue hijo del doctor Joaquín Gallegos Naranjo y de doña Pepita del Campo y Burgaleta. Desde muy joven se vinculó a la política participando activamente. Junto con su hermano Emilio y otros jóvenes fundan en 1894 El Cáustico, semanario de postura liberal y 1896, América Modernista, en la que se plasman los ideales estéticos del movimiento y además en la que publican poemas de los más representativos autores de la época.

Contrajo matrimonio con Emma Lara Calderón, con la que tuvo a su único hijo, el también escritor Joaquín Gallegos Lara. Aún sin conocer al niño, fallece de contado cuando se desempeñaba como Secretario de la Gobernación de El Oro, al asomarse a una de las ventanas de su despacho mientras se producía un tiroteo, el 20 de noviembre de 1910. Su única obra publicada post mortem es Mis recuerdos: poesías líricas y cuentos en prosa (1912).



Fuentes: